Así está la quema por el no descenso