Capo. El escape del siglo