Cibulkova se cornó y cumplió con los pronósticos