los descensos evadidos en la mesa