Los Red Sox festejaron el triunfo