Platini acepta que amaños de partidos son una realidad