Pulido y Tigres celebran el 0-1 sobre Atlante