Red Sox dejan en el terreno a Orioles