Soria brilla con los Rangers